Y vuelta al tajo…


viernes 20 de junio de 2008 

Hoy es el úlitmo día del resto de mi vida pero, sobre todo, de mis cortas y cercanas vacaciones. Digo lo de cercanas porque no me fuí de mi patria chica y con ello he podido comprobar algunas cosas a modo de experiencia piloto y en varios aspectos.

 

En primer lugar y al final me he relajado un poco bastante, cosa que hasta el 5º día pensé que era imposible. Causas: la inercia del trabajo acumulada, ese necesitar seguir haciendo algo, buscando información en internet para no se qué proyecto personal y para algunos del ayuntamiento, el mal tiempo que no permite ni caminar demasiado, ni playa, ni monte ni ná, y en definitiva, ese no poder parar cuando no se está acostumbrado a hacerlo, amén de la circunstancia de no desconectar del todo que produce quedarte en tu pueblo que, por muy hermoso que sea, a algunos no nos deja descansar psicológicamente del todo, pues siempre hay algo que está mal y la tentación de coger el teléfono y llamar para que se vaya solucionando acaba imponiéndose.

 

En cualquier caso y al final sí, ha sido una experiencia satisfactoria también en lo económico,pues la tranquilidad de no gastarse lo que uno no tiene otra vez y estar mas o menos saneado no tiene precio, asi como también la sensación de no haberse metido una panzadísima de kilómetros en no sé cuantos medios de transporte para no ver algo mejor de lo que conoces también tiene su punto, aunque yo siempre defiendo salir y ver para aprender y poder ubicarse mejor en el punto de partida en el que estés.

 

Estos últimos días he comprobado lo insuperable de estar tumbado en Toranda (Niembru) o visitar la playa de San Antonio o los acantilados de la zona. Sencillamente espectacular (a ver si logro cuando acabe subir alguna foto…).

 

He comenzado a recoger una piedra por cada playa (42) para llevarlo a mi despacho y tener así dos colecciones de piedras arrojadas por el mar, las que tengo de Los Roques ya, espectaculares, y una por cada arenal de Llanes. Lo haré a lo largo del verano y ya tengo 3. No me preguntéis porqué lo hago, seguramente porque tampoco hay que explicárnoslo todo y poco mas. Es guapo y ya está, es decorativo, pero también tiene algo de contener la esencia del increíble lugar en el que vivo.

 

También demostraré a todo el mundo que en Llanes se puede adquirir un moreno envidiable en una semana, cosa que muchos incrédulos no atisban. Simplemente y eso sí, hay que aprovechar los momentos de playa para ir a la playa. En Llanes es así, y luego deja el plan que tenías previsto para otro momento. Es esencial. Por tanto lo he conseguido. Me encuentro “flex” y con ganas de volver al curro (bueno esto tampoco hay que exagerarlo ni sacarlo de contexto…).

 

De todas formas, veo que sigo escribiendo aquí y hasta ahora puramente de cuestiones personales o sensaciones, cosa que tampoco tenía previsto ni era mi intención en absoluto. No obstante, espero seguir escribiendo lo que me apetezca a ver que sale porque sí. Hay que dejarse llevar un poco porque ¿a quien hacemos daño con esto? Todo fluye como decía, creo, Heráclito.

 

Quizá algún día les cuente a mis amigos y conocidos que he decidido hacer un blog y que, además, ya está operativo desde hace un tiempo. Sé que alguien lo ha visto por las entradas per debió ser algún despistado/a.

 

Hasta otra…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s