A veces no lo entiendo…


A veces cuesta entenderlo. No me cabe duda de que una decisión tan dura como la de ésta semana, que marcará los tiempos políticos y económicos inmediatos, debe ser muy dificil de meditar, asumir y llevar a cabo. No puedo pensar otra cosa, salvo que no ha quedado más remedio, pues no beneficia precisamente a quien la toma, por lo menos a corto y medio plazo.

Supongo que eso que llaman “los mercados” hacían inviable una decisión más amable o menos rigurosa o drástica. Francamente, no veo a Obama, Zapatero y a otros lideres de la izquierda conspirando contra su pueblo junto a una panda de mangantes- magnates de lo propio en constante juego con lo ajeno. Pensar lo contrario sería claudicar definitivamente, y de hecho no lo pienso.

Pero hay otra manera de claudicar y es la de, como ciudadanos, no pedir una explicación coherente acerca de lo que nos ocurre, no ya como país, que todos tenemos una opinión mas o menos formada de lo ocurrido y se ha analizado hasta la extenuación, sino como comunidad global en su más amplia expresión.

 ¿Tenemos realmente unos principios comunes en el orden político, económico y social? ¿Nos sirven las instituciones que nos gobiernan a todos los niveles? ¿Qué capacidad de mainobra tienen? ¿Tenemos posibilidad real de solucionar problemas, o nos estamos poniendo una venda que nos impida ver más allá por si acaso? ¿quien toma qué decisiones que nos llevan a la situación actual? ¿Al final los de siempre? ¿Quienes son con nombres y apellidos?  ¿Al final pierden y perdemos los mismos? ¿Donde están los verdaderos causantes de todo ésto? ¿Seguiremos apuntando a cabezas de turco o afinaremos ya de una vez? Mientras, Garzón suspendido, etc, etc, etc.

La pregunta es simple (es un decir…),  ¿podrá la Política (si, la Política de verdad…) ser un instrumento de gobierno real, eficaz, democrático y social que dé respuestas a sus ciudadanos?

Lo que está en juego no es una cuestión menor, sino nuestro propio sistema de valores y de reglas de juego y, sobre todo, el propio sistema en sí, que puede dar un giro inesperado si no obtenemos-damos respuestas.

Hay algo que nos queda aparte del pataleo: la palabra, algo más potente de lo que mucha gente cree. Mientras lo conseguimos entender (o nó…), sigamos hablando.

Un abrazo a tod@s. Mañana seguro sale el sol…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s