Como el debate está empobrecedor estos días, os mando esta entrevista acerca de la innovación.


Entrevista Juan A. Zufiria. Presidente de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel

“Hay que ser audaz, no serlo puede llevar a la muerte”

Ingeniero aeronáutico, compara IBM con un hangar tan grande que los aviones pueden volar sin salir de él.

Le gusta enfrentarse a retos complejos, como pilotar la mayor compañía tecnológica del mundo por facturación (IBM ganó 14.843 millones de dólares en 2010) en filiales de países donde la crisis económica es más fuerte. Pero Juan Antonio Zufiria (Villabona, Guipúzcoa, 51 años) cree tener el remedio: “No hay solución sin tecnología”. Hasta 2007, ocupaba el cargo de director general de las líneas de negocio de IBM Global Technology Services para el sur de Europa.

 

¿Cómo ha llegado IBM a centenaria?

La compañía acaba de cumplir 100 años y mantiene la misma juventud y el mismo espíritu que el primer día, sigue pensando en el progreso de la sociedad y en la innovación. No se parece en nada a la que era. Comenzó haciendo básculas y ha pasado a construir un mundo más inteligente.

¿Qué se ha dejado en el camino y qué se ha ganado?

Lo que ha sido consistente a lo largo de toda la historia, y lo que ha sido la columna vertebral de la compañía, es el respeto al individuo, el desarrollo del talento y la ayuda a la sociedad a progresar. ¿Qué hemos dejado? Éramos una entidad identificada con el hardware, y ha sufrido una gran transformación, de manera que estamos acompañando al cliente, entrando en el mundo de los servicios y del software, sin dejar el hardware. Si analizamos la historia, cada década ha supuesto una gran contribución. En los años sesenta, en imagen; en los setenta, el código de barras; en los ochenta, el PC; en los noventa, el e-business; en 2000, la creación de un planeta más inteligente. Hemos dejado conceptos que han calado en el mercado y sobre todo en el mundo del sistema de información.

¿Y la década que acaba de comenzar por qué se caracterizará?

Será la de la inteligencia, la de la gestión de la sociedad, de los procesos económicos, todo ello deberá ser más eficiente. Tenemos la sensación de que hemos progresado mucho, vemos saltos cualitativos y se seguirá progresando con la tecnología. Por ejemplo, estamos trabajando en la gestión del tráfico, un tema que nos cuesta el 1% del PIB de Europa. La tecnología de la información nos permite cambiar el sistema de semáforos, diluir en las autopistas los atascos. Ya lo hacemos en Estocolmo y en Singapur. Otro tema es el consumo de energía, el control que se hace en los hogares. Se trata de cambiar el nivel de eficiencia. Y se puede hacer porque vivimos en un mundo instrumentalizado, medimos todo lo que pasa en cada lugar; estamos interconectados, y disponemos de tecnología que permite leer todo esto y de esta manera decidir mejor.

¿Alguna otra área importante que se pueda mejorar?

El sector financiero, por ejemplo, ofrece créditos en base a una tabla de riesgos que tipifican a los clientes, pero lo histórico es lo que ha pasado hace una hora, se puede recibir información de lo que sucede en el momento. Otro sector de mejora es la sanidad. Hay regiones, como Extremadura, donde las recetas de la farmacia son electrónicas, eso libera un 30% el coste del tiempo de los médicos. Por eso, la ilusión de IBM tiene que ver con estos cambios.

¿Hay resistencia a lo desconocido?

Sí, hay cierta resistencia, pero desde el punto de vista de la innovación es un mundo rico, cómo hacer más cosas con menos recursos. Hay que agudizar el ingenio y estas soluciones tienen más sentido. Y esa ecuación se resuelve a través de la tecnología, o a través de ese concepto, el camino a la construcción de un mundo más inteligente y eficiente.

¿Qué tipo de liderazgo se requiere en estos momentos?

Hay que ser audaz, no serlo puede llevar a la muerte. Ahora hay que moverse, no quedarse quieto, ahora hay que definir quiénes van a ser los ganadores y perdedores del mundo. Hay muchas sociedades y muchas empresas que se están moviendo. La partida ha comenzado.

IBM fue la segunda empresa más valorada del mundo en 2010, según Interbrand, ¿qué razones avalan tal consideración?

Visión e innovación hacia el progreso, hacia la idea de un mundo más inteligente. No se trata de inventar por inventar, sino para que ayude al progreso. Todo ello ha resonado en la sociedad. Otra razón son los resultados, consistentes con la estrategia y la visión, lo que refuerza el valor de la marca.

IBM siempre ha hecho gala de ser pionero en cuanto a la gestión de recursos humanos.

Siempre ha sido muy importante, y ha ido por delante de la sociedad. En 1914, se contrató al primer empleado discapacitado. Desde hace 60 años, todas las personas que desempeñan un mismo trabajo tienen el mismo sueldo. El respeto es lo más importante. Nuestra rotación no llega al 2%.

¿Siguen contratando gente, a pesar de la crisis?

En 2010 hemos contratado a profesionales. Aunque no somos inmunes a la crisis, hemos seguido adelante debido a que hace años nos adelantamos y tomamos decisiones estratégicas. Los ingresos han decrecido, pero mantenemos la línea recta de beneficios. Y lo hemos conseguido porque hemos fortalecido el portafolio de servicios, la inversión en investigación y desarrollo, el 6% de ingresos anuales. Tomamos las decisiones adecuadas.

El ‘ibemero’, el mejor invento en 100 años

Cuando se le pregunta a Juan Zufiria cuál es el invento más importante de IBM en sus 100 años de existencia, no lo duda: “El ibemero”. Es algo más que un concepto, porque tiene “codificación genética”, y se basa en el respeto y la vocación por la excelencia. IBM tiene en plantilla 400.000 empleados en todo el mundo, y se gestiona desde el respeto a la persona, “inculcando los mismos valores a todos los profesionales”. Recientemente, la empresa realizó un debate de ideas a través de la red, en el que participaron 70.000 profesionales, y de ahí se extrajeron tres valores que definirían al empleado de IBM. “Se trabajará para el éxito de los clientes, y lo vamos a hacer a través de la innovación para que tenga sentido y valor. Todas las relaciones humanas se basan en la confianza y en la responsabilidad”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s