«El PP no convence con la reforma municipal ni a sus propios alcaldes»


Imagen

«El PP no convence con la reforma municipal ni a sus propios alcaldes»
10.02.13 – 01:39 – JOSÉ ÁNGEL GARCÍA | OVIEDO.
«Vamos a diseñar desde el Principado una estrategia de apoyo a los ayuntamientos pequeños para que puedan seguir existiendo»

José Balmori Director General de Administración Local del Principado
«En Asturias no sobra ningún ayuntamiento. No hay el problema de atomización de Castilla y León o Cantabria»
«Es más fácil para el Gobierno meterse con los alcaldes de pueblo que con los de la capital»
«Ayudaremos a los municipios para que rindan cuentas antes de recurrir a las sanciones»
José Balmori lleva apenas seis meses al frente de la Dirección General de Administración Local. Un periodo corto pero intenso. Lidiar con los problemas de los ayuntamientos no es sencillo y más en la situación actual. Lo sabe. Quizás por eso exhibe un tono conciliador y evita hablar de sanciones cuando se le pregunta por lo que hará el Principado con los municipios que no rindan cuentas. Menos ambigüedad muestra a la hora de referirse a la reforma local que proyecta el Gobierno central, que califica como «parche».
-¿Es tan delicada como parece la situación económica de los municipios asturianos?
-No realmente si se tiene en cuenta que tienen una deuda inferior a la que presenta la media nacional.
-Los concejos, sobre todo los pequeños, siguen perdiendo censo. ¿Acabarán condenados a la desaparición?
-El objetivo de los municipios pequeños es fijar población en el medio rural. Yo haría la pregunta al revés, ¿podríamos asumir el coste de que desaparecieran los 16 municipios de menos de mil habitantes teniendo en cuenta que tenemos el 40% menos de la media nacional? ¿Podríamos asumir el coste que los concejos de menos de 5.000 habitantes sufran una merma en sus servicios? Nadie se niega a hacer reformas, pero hay que hacerlas con datos. Hay parámetros que nos permiten decir que en el Principado no sobra ningún municipio. No tenemos el problema de la atomización de Castilla y León o Cantabria.
-Algunos creen que no tiene sentido que haya ayuntamientos con poco más de cien vecinos.
-Estudiaremos con rigor que tipo de servicios ofrecen esos municipios y que elementos permiten que en ellos se fije población. En base a ese informe tendremos que arbitrar necesariamente fórmulas de cooperación.
-Entiendo que, en ningún caso, es partidario de suprimir concejos.
-No soy partidario de suprimir porque creo que Asturias no tiene un problema de exceso de municipios o dimensión poblacional de los mismos. Lo que tenemos que hacer es que esos concejos pequeños cooperen. Vamos a diseñar una estrategia regional de apoyo a esos pequeños municipios para que puedan seguir existiendo.
-¿A través de qué fórmulas?
-El Principado quiere hacer lo contrario de lo que se plantea desde el Gobierno central. No queremos poner el carro delante de los bueyes. Primero hay que hacer una radiografía de la situación y con esos datos determinar fórmulas de colaboración. La ley permite varias, desde asociaciones de municipios a las mancomunidades o los consorcios.
-¿Qué margen de maniobra van a tener para actuar una vez que se apruebe la reforma local que impulsa el Gobierno central?
-Primero vamos a ver si sale y en qué términos. Manejo ya el quinto borrador en dos meses. Eso habla bien a las claras de los bandazos que está dando el Gobierno de Rajoy, que es incapaz de convencer a sus propios alcaldes. Ojo, hablo de un quinto borrador que es oficioso porque desde el Ejecutivo central no han trasladado a esta autonomía una propuesta en firme. Digo esto porque me parece grave que las comunidades no hayan recibido comunicación de un proyecto de tal envergadura como la reforma local que tanto les va a afectar.
-La reforma parece imparable, sea o no consensuada.
-Yo creo que difícilmente se va a llevar a cabo y va a tener aplicación en la práctica. Se trata de una reforma parche porque ni siquiera es una ley nueva sino un conglomerado de artículos que sustituye a la vieja ley del 85. No son capaces de trasladar la propuesta a los afectados y el único objetivo es que la incluyeron plan de reformas estructurales para presentar ante la UE, creemos que no tendrá aplicación práctica. Ni siquiera modifica la titularidad de las competencias, ni las clarifica ni las dota de medios económicos.
-Deduzco que la reforma, en su opinión, sólo sirve para encubrir un nuevo recorte. ¿Me equivoco?
-Sí, porque no define el modelo de colaboración para que se pueda mantener la titularidad pública de los servicios básicos. Ninguno de los planteamientos de la reforma toma en cuenta como se van a afrontar esas competencias. Deducimos que como hay un no modelo probablemente esos servicios van a ser privatizadas. Aquellos servicios deficitarios en los municipios de menos de 5.000 habitantes (47 sólo en Asturias) supondrá que muchos ciudadanos tendrán menos servicios y de peor calidad.
-¿Sospecha de intenciones ocultas en el Partido Popular?
-Aquí hay un planteamiento del adn político. En el PP son centralistas y quieren volver a la época de los gobernadores civiles. De ahí el afán por volver a las diputaciones. Los socialistas defendemos en cambio un planteamiento más municipalista.
-Defender el municipalismo contra una mayoría absoluta parece complicado.
-Siempre hay cauces para abordar la cuestión. El PSOE piensa, si la reforma queda como está, llevarla al Constitucional porque creemos que vulnera la autonomía local. Daremos la batalla política. Los ciudadanos diferenciarán ambos planteamientos.
-Sin embargo, en la situación actual de descrédito de la clase política, los ciudadanos pueden llegar a sentirse atraídos por una propuesta que plantea quitar ediles y suprimir el sueldo de algunos alcaldes.
-Tienen los ciudadanos razón en una cosa: esto se debe regular, pero para todos, no sólo para los municipios pequeños. Este Gobierno, una de sus características, es que se hace fuerte con los débiles. Han ido por los alcaldes de los ayuntamientos pequeños porque le resulta más fácil que ir a por Ana Botella en Madrid. Es más fácil meterse con un alcalde de pueblo que con uno de la capital. La reforma está penalizando a los municipios pequeños que son los que mejor cumplen frente a los grandes, contra los que no se está tomando ninguna medida.
-Fue durante muchos años concejal y ahora defiende los intereses de la administración autonómica. ¿Piensa que las comunidades han frenado el desarrollo que tanto han demandado los municipios?
-Hay que promover un diálogo eficaz en este sentido. No sé de quien ha sido la culpa, seguramente de ambas partes. Lo que sí tengo claro es que las competencias, en la mayoría de los casos, son compartidas.
-¿Qué posibilidades hay de avanzar en una ley de administración local específica para Asturias?
-Tras la reforma del Gobierno debemos analizar qué fórmulas se plantean. Si se cree que hace falta para dar amparo a las fórmulas de cooperación que se plantee es una discusión que debe producirse en la Junta.
-¿Y qué opina el Principado?
-No queremos anticipar el debate. Desde luego hay aspectos que hay que mejorar y hay márgenes que puede y debe asumir.
-Ese marco normativo permitiría también controlar a los ayuntamientos para que rindan sus cuentas en el plazo que contempla la ley.
-Ese informe es de 2010. El año siguiente sólo fueron ocho los que no cumplieron. Estoy seguro de que en el futuro van a cumplir todos.
-¿Y por qué no rindieron cuentas en el plazo hasta ahora?
-Hay muchos que remitieron sus informes al Tribunal de Cuentas en lugar de a la Sindicatura. No hay que obviar la escasa disponibilidad de medios con los que cuentan. Desde aquí vamos a redoblar esfuerzos en ese sentido. Ya hemos cedido funcionarios para cubrir vacantes de secretarios, ayudamos a hacer presupuestos… Este año hay que cumplir las recomendaciones de la Sindicatura.
-Y si no se cumple el Principado estudia plantear sanciones.
-Es cierto que lo estudiamos, pero preferimos ayudar a que todos cumplan. Vamos a redoblar esfuerzos. Estoy seguro de que cumplirán el 100%. Allí donde no lleguen, estaremos nosotros.
-Vamos que les van a presionar.
-La presión que tienen es la propia de la ley. Preferimos poner los medios para que cumplan antes de ir por la vía punitiva. Creo que no se puede demonizar a los ayuntamientos.
-¿Qué resquicios dejan los planes de inversión local puestos en marcha por los distintos gobiernos socialistas? ¿Sirvieron para algo?
-Los defiendo y lo hago con datos. El ‘plan A’ supuso casi 400 actuaciones en toda Asturias. La mayor parte, el 90%, ejecutadas por el Principado. Durante aquella época, el desempleo freno su caída. ¿Por qué? Intentaba que no cayera el empleo en un sector especialmente golpeado por la crisis como el de la construcción. Para las pequeñas empresas supuso un balón de oxígeno. Los planes han tenido un efecto modernizador para los municipios.

«Hay que asumir las cosas como vienen»

-Perdió el pulso por la secretaría general del PSOE de Llanes. ¿Está decepcionado?
-Hay que asumir las cosas como vienen. Muchos compañeros, como se demostró luego en la votación, me pidieron que siguiera al frente del partido y me presenté. Y propuse un pacto para resolver la situación sin votación. Dolores ganó democráticamente y yo la felicité. Hay que pasar página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s