LA MACRO-REGIÓN DEL SUDOESTE EUROPEO INCORPORA A ASTURIAS PARA CONSTITUIR UN ESPACIO QUE FAVOREZCA EL DESARROLLO ECONÓMICO Y LOS REEQUILIBRIOS TERRITORIALES


El Principado se suma a un espacio transfronterizo de 155.688 kilómetros cuadrados y de más de 10,5 millones de habitantes integrado por el Norte de Portugal, Galicia y Castilla y León. La alianza de la denominada Regiones del Sudoeste Europeo (Resoe) quiere diseñar estrategias conjuntas para optar a más recursos de la Unión Europea ante el nuevo periodo presupuestario 2014-2020

De izquierda a derecha: el vicepresidente y consejero de Presidencia de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda; el consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, y el consejero de Presidencia de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez

17/01/2014

La denominada Regiones del Sudoeste Europeo (Resoe), una macro-región integrada por Galicia, Castilla y León y el Norte de Portugal, se refuerza y amplía su espacio territorial con la incorporación de Asturias, con el objetivo de constituir un espacio estratégico que favorezca el desarrollo económico y los reequilibrios territoriales.

Esta macro-región transfronteriza se sustenta en la cooperación de diferentes administraciones y aspira también a constituir una alianza económico-jurídica para contar con más peso administrativo y demográfico de cara a obtener recursos de la Unión Europea, crear un área de expansión económica, fomentar la cooperación empresarial, desarrollar la colaboración entre las universidades y centros de investigación e impulsar los acuerdos institucionales para ahorrar costes y mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos.

Con la integración de Asturias, se conformará una macro-región de comunidades periféricas de España y Portugal, que comparten problemas, retos y objetivos estratégicos, económicos, demográficos y políticos. Se trata de una alianza con una superficie geográfica de 155.688 kilómetros cuadrados de extensión (el 26,69% de la Península Ibérica) y donde residen 10.539.698 habitantes (el 19,6% de la población de España y Portugal). Cuenta con 76 municipios de más de 20.000 habitantes y con urbes cabeceras de áreas metropolitanas de la relevancia económica y social de Coimbra, Oporto, Vigo, Santiago, La Coruña, Salamanca, Valladolid, Palencia, Burgos, León, Oviedo, Gijón y Avilés.

Las macro-regiones son instrumentos políticos innovadores que responden a la necesidad de encontrar nuevas fórmulas para que las políticas públicas sean más eficientes, impulsar y dar mayor valor añadido a la cooperación transfronteriza e interregional, sin que para ello sea necesario crear estructuras administrativas nuevas.

Se trata de plataformas para hacer frente a desafíos conjuntos, mediante proyectos comunes a presentar ante organismos europeos y estatales, que hacen hincapié en la cooperación en los ámbitos de la industria, energías renovables, agroalimentación, forestal, investigación, universidades, turismo, transporte, logística o red de espacios protegidos, entre otros.

Galicia y la Región Norte de Portugal constituyeron en 1991 una eurorregión. Posteriormente, Castilla y León creó en 2000 una comunidad de trabajo con la misma área portuguesa. En 2010, se constituyó la macro-región de los tres territorios a los que ahora se suma Asturias.

La macro-región Resoe se amplía en un momento en el que las tres comunidades autónomas españolas han dejado de ser para la Unión Europea objetivo número 1, lo que significa la pérdida de ayudas comunitarias como las percibidas hasta ahora. El nuevo escenario presupuestario prima las alianzas territoriales para optar a los fondos destinados a fomentar la economía productiva y generadora de empleo. La Comisión Europea ha planteado favorecer estas fórmulas de cooperación con una nueva línea de subvenciones y propiciar una mayor racionalidad en el gasto público.

Asturias ha mostrado desde la incorporación de España a la Unión Europea una vocación por la cooperación con los territorios próximos, pero también con otras regiones europeas con retos similares y potencialidades de cooperación. Muestra de ellos son las alianzas atlánticas que Asturias ha desarrollado dentro de la Conferencia de Regiones Marítimas y del Arco Atlántico, o el Grupo de Regiones por el Cambio Demográfico, en el que también participan comunidades autónomas del Noroeste peninsular.

Objetivos

La ampliación con Asturias de la alianza de las Regiones del Sudoeste Europeo permitirá reforzar un área geográfica con capacidad de actuar como un espacio estratégico en desarrollo de iniciativas económicas generadoras de oportunidades empresariales y empleo, mejora y ampliación de infraestructuras y plataformas logísticas e intensificación de la cooperación universitaria y de la investigación, entre otras materias.

El Principado de Asturias pone al servicio de la macro-región Resoe diferentes líneas de trabajo:

   – Impulso a la cooperación e intensificación de los acuerdos entre diferentes sectores industriales con una importante presencia en los cuatro territorios de la macroregión. Entre estos destacan:

   – Siderurgia y automoción. Asturias dispone de las principales instalaciones siderúrgicas (ArcelorMittal) de España, donde se produce acero para la industria automovilística. A ello se suman otras compañías (Asturiana de Zinc, Saint Gobain. PMG, Starglass Astur, Laminados Aller…) que abastecen de materias primas y componentes. La relevancia del sector de la automoción en Galicia (Citroën) y Castilla y León (Renault) y su recuperación favorecen acuerdos comerciales futuros, así como el desarrollo de convenios de investigación e innovación de materiales y productos para esta industria.
   – Minerales industriales y materias primas de aprovechamiento industrial como espatoflúor, caolín, arcillas, sílice, caliza y ácidos silíceos.
   – Energías renovables. El parque eólico asturiano, el 10,2% de la potencia total instalada en el sistema eléctrico regional; el aprovechamiento energético de la biomasa, con la mayor planta existente en España (ENCE Navia), y la hidroeléctrica, con el 15,4% de la potencia total de generación en el Principado, son sectores con capacidad de crecimiento en la macroregión. A ello se suma que el principal operador energético en Asturias es la compañía lusa EDP, tras la toma de control accionarial de la asturiana HC Energía.
   – Turismo. Asturias es una parte esencial de la España Verde junto con Galicia. La contribución a la creación de un sello de calidad turístico entre los cuatro territorios es una de las oportunidades que se presentan, a las que se suman el reforzamiento del Camino de Santiago del Norte, con la conexión LeónOviedoLugo. Los recursos naturales, la oferta de estaciones de esquí y el patrimonio artístico del Noroccidente ibérico son otras fortalezas de este espacio para forjar una marca de calidad turística.
   – Potenciar la plataforma logística ZALIA como socio estratégico. El desarrollo de la ZALIA, al servicio de los Puertos de Gijón y Avilés, se vincula a la ampliación del hinterland (área de influencia) portuario que supondrá la apertura de la variante ferroviaria de Pajares, con tráfico mixto para viajeros y mercancías.
   – Impulso del eje de comunicaciones La EspinaPonferradaVerínOporto. La carretera de altas prestaciones entre La Espina y Ponferrada no sólo constituye una nueva y necesaria conexión principal entre Asturias y Castilla y León, sino un elemento de reequilibrio territorial de todo el noroeste peninsular, con un nuevo arco entre Asturias y el Norte de Portugal apoyado en su punto intermedio en la fundamental conexión radial de la A6 MadridA Coruña.
   – La culminación de la Autovía del Cantábrico entre Asturias y Galicia, con el tramo en el entorno de Mondoñedo, de unos 17 Km., previsto para principios de febrero de 2014, supondrá un importante hito en las comunicaciones por el Corredor Cantábrico y en la cohesión territorial de la nueva macroregión.
   – Impulsar el corredor Transcantábrico para enlazar las urbes y los puertos con los de la fachada atlántica y, a su vez, favorecer una conexión rápida con el este peninsular.
   – Definir el futuro del ferrocarril de ancho métrico por la Región Cantábrica en complementariedad con el itinerario de ferrocarril subcantábrico de ancho ibérico para mercancías.
   – Nuevo desarrollo del Aeropuerto de Asturias, en un marco de competencia cada vez más estrecha con la red ferroviaria de alta velocidad para las relaciones radiales de la región con la península que, en este nuevo marco, podría dotarse de un nuevo esquema de relaciones y complementariedad con los demás aeropuertos de la macroregión.
   – Gestión conjunta de espacios naturales protegidos. Además de los espacios protegidos en al Red Natura 2000 (entre ellos el Parque Nacional de los Picos de Europa) Asturias comparte con Galicia una Reserva de la Biosfera, la OscosEoTerras de Burón.
   – Lucha contra los desequilibrios territoriales. Afrontar la problemática que afecta al territorio integrado por las comarcas de Fuentes del Narcea, Os Ancares y El Bierzo, con una dinámica demográfica regresiva y situación de estancamiento económico mediante un Programa de Actuación Territorial conjunto entre Galicia, Asturias y Castilla y León.
   – En el marco del Plan de Acción de la Estrategia Marítima Atlántica de la Comisión Europea, Asturias está elaborando su Estrategia para la Gestión Integrada PortuarioLitoral, se podrían establecer áreas de cooperación en:
   – Transporte marítimo de corta distancia (short sea shipping) y autopistas del mar, con el objetivo de sustituir por cooperación la competencia con Vigo como plataforma logística.
   – Seguridad marítima: la RESOE es un punto clave de una de las rutas marítimas más importantes del mundo, con un elevadísimo tráfico de buques que incrementa el peligro de accidentes.
   – Turismo marítimo, en el que participarían los puertos de la red autonómica, y de cruceros, en el que ya están operando El Musel y Avilés.
   – Investigación, desarrollo e innovación en biotecnología marina y energías renovables.

Regiones del Sudoeste Europeo se suma otras experiencias similares existentes en España y Europa. Otras comunidades autónomas también han apostado con éxito por alianzas territoriales transfronterizas. Es el caso de las tres macro-regiones constituidas por País Vasco, Navarra y Aquitania; Aragón, Cataluña, Baleares, Languedoc-Roussillon y Midi-Pirénées, y Extremadura y la Región Centro de Portugal. La Unión Europea ha reconocido igualmente otras macro-regiones a través de la aprobación de sus estrategias específicas para el Mar Báltico, el Danubio y el Adriático-Jónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s