Mis razones para apoyar a Herrero.


WP_20131211_014 (2)

Tras mantenerme desde hace algún tiempo al margen de cualquier actividad política por decisión propia, he decidido escribir unas líneas de apoyo a mi compañero José Herrero como candidato a Alcalde de mi municipio, y no solo porque siga militando en mi partido, el de siempre, sino porque considero que es de justicia, y porque creo que representa el cambio  que Llanes necesita, para poder volver a ganarlo para su gente.

En los últimos tiempos se han generado viarios debates en la sociedad llanisca, y particularmente durante esta campaña una gran controversia política con el PGO actualmente en redacción. Sin entrar en mayores consideraciones en este momento que no me corresponden, reconozco bastante fundamento en muchas de las peticiones o alegaciones sugeridas y ninguno en otras, todas ellas lícitas no obstante. Es lo normal en este tipo de procesos, máxime dada nuestra problemática. En este sentido, tengo mi propia opinión formada al respecto y así se la he transmitido a mi candidato, y he de decir que con resultado muy satisfactorio, pues es plenamente consciente tanto de la importancia del asunto como del camino que se ha de seguir, lo cual me ha animado a escribir estas líneas. No en vano es el proyecto más importante que tenemos los llaniscos entre manos, pues ordena no solo nuestro suelo sino también el destino o uso que proponemos para nuestro territorio,  para configurarlo como un factor de producción económica, pero también para preservar nuestro enorme patrimonio natural y cultural, el que legaremos a nuestros descendientes, y cuya apreciación colectiva es, afortunadamente, cada vez más creciente. Por tanto, en este tema del PGOLL no necesito pleno corporativo alguno ni papel con membrete oficial para reconocer el compromiso de Herrero con los pueblos de Llanes, estando convencido de que modificará aquello que deba ser modificado siempre, eso sí, desde argumentos y razones objetivas, legales y de sentido común en lo posible. Llanes lo necesita imperiosamente y yo “me creo” a Jose en este sentido.

En la vida, cada uno elegimos los compañeros de viaje en cada momento de entre los que hay, pues ya se encargan los enemigos de elegirlo a uno. Por tanto, de estos últimos no merece la pena preocuparse, pues viven su preocupación de manera existencial.  Ello  trasladado al ámbito institucional supone elegir ahora mismo a las personas  que en este momento deben aportar más buenas razones que obras, que antes eran amores. Y creo que Herrero y su renovada candidatura están cargados de buenas razones para ser apoyados mayoritariamente, y además porque creo que Llanes necesita una persona  decente, y Jose lo es, y con ilusión, que la tienen. También porque  necesitamos más claridad de ideas que grandilocuencias, y  porque tampoco necesitamos discursos vacíos ni derrotistas. En definitiva, Llanes necesita, sobre todo,  sentido común, y creo que en esa opción encaja perfectamente Jose Herrero frente al resto de candidaturas. Y lo digo desde el respeto que me merecen todas las opciones políticas que se presentan, dotadas todas ellas de legitimidad democrática y a quienes hay que agradecer su participación, siempre deseable, aunque sea en  algunos casos algo desafortunada.

Apoyo también a Jose porque creo necesitamos un alcalde con un especial y claro compromiso con el verdadero futuro de Llanes, con los jóvenes. Ahí están los equipamientos deportivos, escolares o culturales, que han dado forma en los últimos años a ese “campus” de facto en el centro de Llanes, por poner solo algún  ejemplo, o también los planes que junto al Principado permiten una primera oportunidad laboral a jóvenes recién titulados, o la puesta a disposición de locales en el centro de empresas, o los recursos del centro de dinamización tecnológico o el SAT, o los planes locales de empleo, principal herramienta de penetración en el mercado laboral de colectivos especialmente necesitados y que además permiten obtener una titulación básica para el futuro, o también porque el apoyo a los emprendedores debe ser no punto de llegada sino de partida para el candidato, y que me consta lo va a ser, o por su interés especial por la pesca, la ganadería o el sector agroalimentario, que junto al turístico y el comercial, son la base de nuestro sistema productivo junto al de los autónomos y pequeños industriales, que me consta están en primera línea de nuestro proyecto, o también por su apuesta por desarrollar el Plan Estratégico de Turismo, tan necesario para consolidar a Llanes como una referencia cada día mayor en el norte, y que requiere de esfuerzos constantes en promoción y de la mayor unión entre ayuntamiento y los sectores privados.

Todo ello es, en efecto, muy importante, pues suponen propuestas concretas para mejorar nuestro tejido productivo y generar expectativas de vida futura en nuestro territorio, de empleo en definitiva. No en vano, algo bien harían los gobiernos socialistas  para que Llanes sea  el segundo municipio que más crece de Asturias en población. Y evidentemente queda mucho por hacer. Pero creo con sinceridad que todo ello no se puede lograr sin dos elementos fundamentales que debemos tener muy presentes: una estabilidad institucional suficiente y una ambición bien entendida, ésta última asegurada con Herrero. Pero en el tema de la estabilidad el horizonte ya se va despejando a mi modo de ver de manera preocupante, pues todos los partidos de la oposición han anunciado recientemente que se van a unir  para echar al PSOE si éste no obtiene mayoría absoluta. Sinceramente, no me parece buena noticia para los llaniscos, pues solo hay dos opciones entonces: o gobierna Herrero con una mayoría democrática y un proyecto claro y propio de cambio, que dote de certidumbre, seguridad y fuerza a una legislatura muy importante para los vecinos de Llanes, o de lo contrario no se sabe quién gobernará, o lo hará la incertidumbre y el sobresalto.

En primer lugar, y para empezar,  quien se presenta en contra de algo es peor opción que la orientada  “a favor de”. Es muy simple, una mira hacia adelante y la otra se fija más en el pasado. Ello impide concentrar el esfuerzo en avanzar, pero además cuenta con un segundo componente, la ausencia de programa coherente cuando pactan fuerzas antagónicas entre sí, lo cual genera incertidumbre por multiplicación de la confusión ¿Proponen lo mismo PP, FORO e IU, por ejemplo? ¿Qué sale de tal ensalada? A todo ello se añade un tercer componente: ¿Quién sería el alcalde o alcaldesa? ¿Serían aquellos candidatos de la oposición que hoy ni se hablan y ayer cuando militaron juntos riñeron y salieron como el rosario de la aurora y transitaron por varios partidos? ¿Quién  cedería y a cambio de qué? ¿De puestos, de políticas…? ¿Quién sería teniente de alcalde o concejal de urbanismo? Lo digo con total honestidad, no me produce certidumbre como ciudadano tal batiburrillo de gobierno cual  piso comprado sobre plano sin especificar las características técnicas ni las calidades de los materiales, porque si ya hay pacto ¿porque no anuncian estos detalles?  ¿Acaso no tienen derecho los ciudadanos de Llanes, en virtud de la tan difundida transparencia, a conocer tales extremos? ¿Lo ocultan o simplemente improvisan?  En ambos casos me preocupa y no resulta muy  fiable, pues  si no lo saben tendremos sobresalto y lío durante toda esta legislatura, lo cual no ayudaría excesivamente a ir al grano de los problemas de los vecinos de Llanes, que son el verdadero motivo para presentarse a unas elecciones.

Frente a ello, existe una candidatura socialista muy renovada y muy joven, con bastante ilusión y con un proyecto claro, y me fío más de esa estabilidad que representa este nuevo PSOE y su candidato que del resto. Y así como cada maestrillo tiene su librillo, Jose  debe aplicar el suyo propio, de manera independiente y sin cortapisas, con el objetivo de resolver durante esta legislatura los grandes problemas de Llanes, el empleo y el PGOLL, íntimamente relacionados, y a fe que lo hará.

Por último, debo añadir algo elemental por contrastado. A Llanes le va bien con los gobiernos socialistas, y especialmente con Javier Fernández como próximo Presidente, cuya seriedad y compromiso con Llanes son indiscutibles, lo cual asegura, además de interlocución permanente, el beneficio de las inversiones necesarias para los llaniscos frente a aventuras de mirarse el ombligo. No en vano, Llanes como concejo ha recibido en los últimos años más de 300 millones de euros en inversiones de distintos gobiernos PSOE, y además esta vez tenemos la garantía de tener a dos personas muy  fiables para capitanear las naves de Llanes y de Asturias, porque tenemos a Jose y a Javier. Quedan pocos días y hay que ir a por ello, que es el futuro. Ni más ni menos.

Francisco José Balmori Póo.

Exsecretario general del PSOE de Llanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s